Welcome & Enjoy

domingo, 7 de septiembre de 2014

0.2 // Misterios.

Dos tequilas y un Bloody Mary. Ugh. Odie el último. Aún siento el picor en mi lengua y garganta. La música rebotaba en mi cuerpo y mis amigas a mi lado ya empezaban a bailar en sus sillas.

"Oh, esto era lo que necesitaba!" Emma gimió luego de dar el último sorbo de su bebida, cerrando sus ojos e inclinando su cabeza hacia atrás.

"Tanto estrés y estudio están matándome." Caroline dijo masajeando su cuello. "Tienes suerte de ser hermana de Heidi, te saltaste la universidad y ya estás trabajando, ganando dinero y viviendo como una diosa, con una delicia de novio y un lindo perro. Qué más le puedes pedir a la vida, Gabi?"

Sonreí. La manera en la que Caroline hablaba de mi vida con tanta admiración y anhelo de que la de ella fuera igual me hizo sentir bien. Y tenía toda la razón. Por fin, después de dos años mi vida está en orden de nuevo. Por fin, puedo decir que tengo estabilidad emocional e independencia de mis padres. Es un nuevo mundo. Salir de Alemania fue verdaderamente el empujón que necesitaba para empezar a vivir mi vida, a vivirla en serio. Y es que... me di cuenta de que, hasta que no dejes de vivir con tus padres y ganes tu propio dinero, no haz comenzado a vivir en realidad.

El bartender me sonrió al momento de servirme un martini. Fruncí el ceño.

Yo no he pedido otra bebida.

"Erm, yo-"

"Lo sé, cortesía del caballero de camisa blanca." El bartender dijo apuntando a mi costado derecho. Mis amigas voltearon sus cabezas en la dirección en la que se encontraba la persona, pero el cabello rojo de Emma no me dejaba ver de quien se trataba.

"Em."

"Whoa.... Es todo un Dios." Caroline dijo.

Tomando el hombro de mi amiga la empuje un poco hacia atrás para poder ver al responsable del martini en frente de mi. Sus penetrantes ojos azules se posaron en los mios y una sonrisa coqueta se dibujó en sus labios. Su cabello oscuro estaba desordenado y su camisa desabotonada los tres primeros botones. Asintió con su cabeza antes de dar un sorbo a su trago sin dejar de verme a los ojos.

"Está de ataque..." Emma dijo y sin tener necesidad de mirarla sabía que su labio inferior estaba atrapado bajo sus dientes.

"Bueno, ya que estás con Tyler, Gabi...." Caroline dijo levantándose de su silla y avanzando hacia el hombre misterioso.

"Qué perra" Emma dijo y las dos reímos.

A ver que tanta suerte tiene Caroline. Finalmente fue a mi a quien le compró una bebida.

El cabello rubio de mi amiga se movía con cada paso que daba en dirección al chico de ojos azules. Mi sonrisa creció al momento que Caroline llegó hasta él y éste ni siquiera la miró. No estabamos tan lejos, pero la distancia era la suficiente como para no tener posibilidad de escuchar lo que hablaban. Caroline le decía algo, él le contesta. Aún así sus ojos siguen en mi.

"Pft, ni la determina." Emma rió. "Mi turno." Su vestido blanco se levantó más de lo necesario al momento de pararse de la silla. Yo sólo la mire divertida.

Era obvio que ninguna de las dos era de su interés. 

La peliroja se acerca al chico y vaya sorpresa. La ignora. Sus ojos aún clavados en mi. Sonriendo, le guiño el ojo y tomo un sorbo de la bebida que compró para mi.

"Gabi?" Una voz a mi izquiedra llama mi atención. Al momento de voltearme me encuentro a alguien que no pensé volver a ver en mucho tiempo. "Fuck, Gabi, eres tú!" Su voz un poco amortiguada por la música. "No pensé que fueras tú!" Rió y sus largos y delgados brazos se enredaron en mi cuerpo en un fuerte abrazo.

El aire de mis pulmones se evaporó de repente y no encontré voz alguna en mi garganta para pronunciar si quiera una palabra, mi boca estaba tan abierta que pensé que podría tocar el suelo, mis ojos parecían platos de lo abiertos que estaban.

Esto no puede estar pasando.

"Que no me vas a saludar?" Bill dijo soltando mi cuerpo pero sus manos permanecieron sobre mis hombros, su rostro lo suficientemente cerca de mi como para escuchar sus palabras sin problema alguno con el volumen de la música del lugar.

"Ah... y- a- b- t-" Parecía una retardada. No es necesario que lo digan, lo sé.

Su expresión cambió y una sonrisa adorno su rostro de nuevo. "Yo también estoy feliz de verte." Sus brazos me abrazaron nuevamente y su aroma llego hasta mi nariz, invadiendo mis sentidos y trayendo consigo un montón de recuerdos que no estaba preparada para dejar entrar en mi cabeza. Ni siquiera aún después de dos años.

"Bill..." Fue lo único que mis labios fueron capaces de articular.

"Tenemos que hablar, obligatoriamente, señorita Klum." Dijo pasando una mano por su cabello, ahora rubio. Estaba cambiado. Mucho. "HAY TANTO QUE QUIERO SABER DE TI Y CONTARTE DE MI!" Dijo y sus manos aplaudieron mientras su cuerpo se elevaba en el aire con los pequeños saltos que daba.

Okay, olvídenlo. No había cambiado ni un poco. Sólo su aspecto.

"Bill," Volví a decir, esta vez recuperándome un poco del shock de verlo aquí, en Los Angeles. Aquí en Ecstasy.

Rodó sus ojos y me tomó por mi muñeca, halándome hacía la parte trasera del bar. Cuando llegamos a lo que pude descifrar eran unas escaleras, el alcohol corriendo en mi sistema empezaba a surtir efecto y maldije mentalmente a mi pésimo aguante con el licor.

Por fortuna logre subir los escalones sin tropezar ni una sola vez, cuando llegamos al segundo piso, lo que asumí era la zona VIP del lugar, Bill me condujo hasta la terraza. "Quiero poder escucharte y que me escuches." Se rió empujando la puerta y halandome hacia afuera.

Dos chicos estaban de espaldas, uno con un cigarrillo en sus manos. No era necesario que se dieran la vuelta, reconocía sus cuerpos a la perfección.

"Georg, Gustav. Miren a quien me encontré." Los chicos se voltearon y sus rostros expresaron sorpresa y luego alegría al momento de posarse en mi.

"No encuentro a Tom chicos, jajá será lo usual, supongo." Una voz femenina dijo detrás de mi."Gabi?" Llamó mi nombre. Eli.

Fuck. Esto es serio. 

Holaa, 
lo siento por la demora, pero la universidad me absorbe. Espero que les guste el capítulo. Estoy poniendoles un poco de suspenso para que quieran matarme por no saber que va a suceder. MUAJAJA! Okay, no. 
Gracias por sus comentarios. Significan mucho para mi. A todas las nuevas lectoras, BIENVENIDAS SEAN. Espero y disfruten de la historia. Me apeno al momento de saber que leen el comienzo de esta historia por que la forma en la que solía escribir antes es avergonzante. jajaja Bueno. Me iré y las dejaré imaginando donde puede estar Tom. 

ps. Las que siguen activas en blogger, serían un sol de personas y promoverían mi historia en sus blogs? Para que esta hermosa familia crezca y seamos más y todas nos queramos más y mááááááás? Las amo. Gracias.
**
-Nani.

domingo, 24 de agosto de 2014

01. // Ecstasy

El sol brillaba fuerte escabulléndose por la cortina de mi ventana y golpeando mi rostro sin piedad. Mis ojos se abrieron suavemente ajustándose en mi habitación. Estirándome lo más que pude, mis brazos hicieron contacto con un cuerpo a mi lado. Su espalda a la vista una vez me voltee a verlo. Sus leves ronquidos despertaron una sonrisa en mis labios y me encontré estirando mi mano hacia su piel y acariciándola suavemente.

Un suspiro salió de sus labios y su cuerpo se volteó. El verde de sus ojos estaba escondido detrás de sus párpados, sus largas pestañas descansando sobre sus mejillas. "Buenos días." Dijo. Su voz ronca y sexy.

Sonreí. "Buenos días."

Su tan familiar hoyuelo apareció en su rostro y no pude evitar tocarlo suavemente con la yema de mis dedos. Su pecho vibro mientras una pequeña risa salía de su garganta. "Qué noche, eh?" Una de sus cejas se levantó y mi sonrisa creció aún más si era posible, recordando los sucesos de la noche anterior.

Asentí con mi cabeza y me encontré acercándome a su cuerpo lo más posible. Mis labios a tan sólo unos centímetros de los suyos. "La mejor de esta semana." Sonreí.

Una de sus manos se elevó hasta alcanzar mi mejilla. La acarició suavemente mientras sus ojos, cosidos a los míos, emanaban lujuria y deseo. Su mano se deslizo hasta mi nuca, empujando my cabeza hacia él y juntando mis labios con los suyos. La suavidad de su boca era ridícula, parecían hechos de seda. El lento roce de nuestros labios, era cuidadoso, juguetón incluso, pero cargado de deseo. Sentí como sus dientes sujetaban mi labio inferior, mordiéndolo con cuidado y soltándolo tan lentamente que algo en mi interior se revolvió. Su lengua rozó mi boca y no pude evitar el pequeño gemido que salió de mis labios. Aprovechándose de la situación, introdujo su lengua en mi boca, buscando la mía con desespero. Su mano libre se posó en mi muslo, justo debajo de mi trasero, halando mi cuerpo para que se ubicara arriba del suyo. Mi falta de ropa hacia de la situación algo difícil de controlar. Su respiración se aceleró al igual que la mía al momento en el que mis piernas hicieron contacto con su cadera.

"Tyler," Suspire en sus labios mientras mi mano recorrió su abdomen hasta llegar a su rostro. "Tengo que ir a trabajar." Le dije, frenando nuestra sesión de besos.

Un molesto quejido salió de sus labios mientras sus cejas se unían en su frente. "Lo sé. Yo también." Sus manos se situaron en mi cintura apretándola de repente.

Mi cuerpo reaccionó a sus manos y un pequeño grito salió de mis labios acompañado de una risa. "No hagas eso," Reí nuevamente. Me sonrió al mismo tiempo que guiño un ojo.

"Esta noche." Dijo.

-

"Gabi," Miranda, una de mis compañeras de la agencia de modelos de mi hermana llamó mi nombre. "Aquí están las fotos de las recién llegadas." Dijo entregándome una carpeta.

Klum Models Agency. Aquí es donde trabajo. Con el paso del tiempo y mi experiencia en la agencia de moda de mi hermana, me di cuenta que lo mío era exactamente eso. La moda. Heidi tiene dos agencias, una de modelos y otra de moda. Las dos trabajan en conjunto. Después de un año de trabajar en Klum Fashion, mi hermana me transfirió a Klum Models. Y lo amo. Llevo un año trabajando aquí y no creo que pueda hacer algo diferente con mi vida. Aquí soy feliz.

"Gracias, Miranda." Le sonreí.

Entrando a mi oficina empece a mirar las fotos, tenía que separar a las modelos en tres grupos, se dedicarían a lineas diferentes. Así que abriendo la carpeta comencé a mirar sus rostros y sus cuerpos, su color de piel. Todas aquellas características que se ajustarán mejor a cada estación del año. Las lineas de ropa de Heidi se basaban en las estaciones. Mi teléfono empezó a vibrar brutalmente en el cajón de mi escritorio.

Suspiré antes de abrir el cajón y contestar la llamada. "GABI!" Emma grito en el otro extremo de la linea, provocando que alejará mi teléfono de mi odio.

"Emma," Le dije.

"Uy, que efusiva." Se quejó y pude imaginar su rostro mientras rodaba los ojos.

"Estoy en la agencia." Reí. "Qué pasó?"

"Estoy en la agencia, estoy en la agencia." Dijo tratando de imitar mi voz. "Esa agencia te vuelve fría, amiga." Esta vez fui yo quien rodó sus ojos. "En todo caso. Te llamaba, POOOOOOORQUE."

"Gabi, te necesitamos en la oficina de juntas." Carmen, mi secretaria dijo tocando mi puerta y asomando su cabeza.

Asentí  y levanté mi dedo índice, indicándole que me diera un segundo. "Em, tengo que irme." Le dije.

"No, espera! Esta noche no te comprometas."

"Por qué?"

"Vamos a ir a Ecstasy, el nuevo y mejor night club de Los Angeles."

"Mañana tengo que madrugar, Em" Rodé mis ojos nuevamente. "Hasta ahora es Miércoles."

"No me interesa. Te recojo esta noche a las 10. Adiós." Colgó.

Claro que no le interesa, conociéndola estará en mi casa a las 9:30 asegurándose de que esté lista para salir. Intentar ir en contra de Emma era como intentar nadar contra la corriente, ugh, será una larga noche. 

Luego de dar un suspiro me levante de la silla y salí a la oficina de juntas.

-

La música retumbaba en mis odios, la cantidad de gente formándose fuera de Ecstasy era abrumadora. Mi vestido negro cubría apenas un poco bajo mi trasero. ¿Cómo se supone que bailaría con esto? Pero Emma insistió en que lo usura, de hecho, ni siquiera era mío. Ella misma lo trajo de su casa. Mi chaqueta de cuero hacía un buen trabajo protegiéndome de la brisa de la noche, pero mis piernas tenían la piel de gallina. No hacía frío pero tampoco calor exactamente.

"Oh, este es mi ambiente." Emma dijo acercándose a la masa de gente. "Vengan!" Dijo mirándonos a Caroline, Nicholas y a mi.

Todos la seguimos hasta llegar al final de la linea. Personas formándose detrás de nosotros al instante.

"¿Dónde está Tyler?" Nicholas preguntó.

"Me dijo que tenía un compromiso esta noche." Hice un gesto y me encogí de hombros. Habíamos tenido una discusión. Lo llame al momento de llegar a casa después del trabajo para decirle que saldríamos en la noche. Él sólo me dijo que no podía, al momento de preguntarle por qué, lo único que salió de sus labios fue Hay algo que tengo que hacer, un compromiso. Y créanme, fui insistente, pero no recibí más que eso. Así que comenzamos a discutir por la posición que yo ocupaba entre sus prioridades.

"Qué onda?!" Mark dijo llegando con su novia, Julie.

Suspiré, la llegada de Mark sacándome de mis pensamientos. "Necesito un cigarrillo." Dije y le arrebaté al recién llegado el que tenía en sus labios.

Fumar se volvió un constante en mi vida desde que llegue a Estados Unidos. No me mal interpreten, me relajaba y prefería sentir el humo en mis pulmones que el punzón en mi pecho.

El interior de Ecstasy era verdaderamente impresionante, luces de colores bailaban por el amplio lugar, tubos de cristal descansaban alrededor de la estancia, una extraña sustancia burbujeando en su interior con diversos colores. El aroma era extraño pero delicioso, chicle o algo parecido. La música retumbaba tan fuerte que la podías sentir vibrar en tus huesos. Una cortina de humo ocupaba el techo del lugar al igual que el suelo, el cual se iluminaba con tonos azules y verdes, dando la apariencia de que estabas entre nubes de colores. Muebles negros y blancos estaban esparcidos en todo el lugar, lamparas extrañas decoraban por doquier y la pista de baile era la más grande que jamás había visto. La barra era de cristal, al igual que las sillas a su alrededor. Mis ojos recorrieron el lugar y su ambiente hizo que algo dentro de mi despertara.

"Necesito un trago." Dije sonriendo y pude sentir los brazos de Emma y Julie halándome hacia la barra.


-------

Hallo.  Estoy entusiasmada con este regreso asdfghjkl ¿Ustedes no?
Espero que les agrade el primer capítulo y prepárense porque en el segundo las cosas se pondrán candentessssssssssssssss. juju
Me preguntaron por mi facebook, PERO les dejaré el twitter oficial del fanfic. Ahí me pueden encontrar a cualquier hora y en cualquier lugar.  @mag_gabs 
Espero que estén de acuerdo con el nombre que le puse a Tn, me gusta Gabi. :) Y para que se hagan una idea, Tyler me lo imagino como Tyler Hoechlin. POR FAVOR DIGANME QUE ALGUNA SE VE TEEN WOLF <3
EN FIN.
Las adoro. 
Hasta la próximo buds..!

sábado, 23 de agosto de 2014

0. // Prólogo

En la vida nos esmeramos por hacer de nuestro futuro lo mejor. Buscamos incansablemente, incesablemente todo aquello que nos proporcione un beneficio para nuestras vidas. A futuro. Siempre, constantemente estamos pensando en nuestro futuro. En algunas ocasiones, ocupa tanto nuestros pensamientos que nos olvidamos de vivir el presente y de disfrutar el momento. Yo solía ser de esas personas que por estar concentrada en lo que llegaría a ser mi futuro descuidé mi presente hasta el punto de perder lo que más felicidad traía a mi vida.

Pero no, no soy la única responsable de que la más grande fuente de alegría en mi vida haya cerrado sus puertas en mi cara. Él también influyó en la caída en picada de nuestra relación. Han pasado dos años desde que terminé con Tom. Nuestra relación comenzó a deteriorarse luego de que Sary perdiera su bebé. De repente él ya no tenía más tiempo para mi y su estado de animo dejo de ser el usual, siempre estaba cansado o de mal humor. Con el paso del tiempo, hacer el amor se convirtió en la satisfacción única de nuestros cuerpos, simple sexo sin emoción. Y hasta eso paso a ser algo que hacíamos más que todo por obligación. Puedo decir que nos aburrimos el uno del otro. Nunca sospeché que tal vez la razón de su cambio conmigo haya sido otra mujer en su vida, pues al igual que él, yo también había cambiado y no había necesitado de otra persona en mi vida para hacerlo. Mis sentimientos habían cambiado. Es increíble lo rápido que las cosas se fueron a la basura, tan sólo seis meses.

Eli y Bill al igual que Issa y Georg seguían juntos como siempre. Sary y Gustav, a pesar de haber perdido a su tan adorado y esperado hijo a los ocho meses de embarazo de mi amiga, se mantuvieron juntos. A Simone y a Gordon no los volví a ver, a excepción de esa vez en el supermercado. Simone se veía más delgada, pero seguía siendo igual de hermosa. Después de eso, no volví a saber más de aquella familia excepto por los breves comentarios de Eli. Las cosas cambiaron drásticamente. Mi hermana abrió su propia empresa de moda en Los Angeles y dos meses después de haber terminado mi relación con Tom, Estados Unidos me recibió con los brazos abiertos. Con el paso del tiempo el intenso punzón en mi pecho se fue desvaneciendo y mis pensamientos estaban cada vez menos contaminados de su sonrisa, sus besos, su voz y su cuerpo. Cada día se trataba más de mi y menos de él. Menos de nostros. 

Nuevos amigos, nuevo país, nueva casa, un empleo. Nuevo comienzo. Nuevo corazón y nuevas expectativas. Un año y medio después me sentía como nueva, era una persona completamente diferente. La vida me había enseñado muchas cosas y había aprendido demasiadas lecciones en mi camino como para repetir mis errores. Y para mi nueva y actual relación, era ya una persona más madura y recorrida. Tyler y yo llevamos seis meses juntos y aunque no es la mejor relación que he tenido en la vida, está bien, supongo.

Tyler se preocupa por mi, me cuida, es atento y cariñoso. Y en la cama.... bueno no me puedo quejar. Su cabello negro y ojos verdes son tan cautivantes como su personalidad. Me hace reír y creo que esa es la principal razón por la que hicimos conexión.

Mis amigas y yo hablábamos por teléfono una vez a la semana, ellas seguían viviendo en Alemania. Me hacían falta, si. Pero Emma y Caroline, mis amigas aquí en Los Angeles, me hacían sentir lo suficientemente bien, al igual que Nicholas y Mark. Mi vida iba perfectamente bien, hasta ese día. Ese día en el que lo volví a ver. Cuando sus ojos se concentraron en los míos y a pesar de mis grandes esfuerzos por mirar en otra dirección, nuestros ojos estaban pegados los unos con los otros, e incluso desde la distancia entre nuestros cuerpos podía sentir esta fuerza invisible halando tan fuerte que parecía querer unirnos hasta colapsar a cualquier costo.

Era Magnético.

viernes, 22 de agosto de 2014

LO SIENTO.

Hola chicas.
Siento haberlas olvidado por taaaaaaaaanto tiempo.
Se que les prometí que continuaría con una segunda temporada de la historia. Y lo haré. Calma.
Es sólo que desde que entre a la Universidad he estado más que ocupada con mis cosas.

La buena noticia es que hoy saque 4.5 en un parcial ! :) Alegrense por mi. jujuuu
Anyway.
Lo que quería decirles es que dentro de poco tiempo podrán ver de nuevo actualizaciones con la segunda temporada de la historia.

Mi forma de escribir ha cambiado. Y MUCHO.
Creo que lo notarán a medida que la historia avance.
Una novedad es que de ahora en adelante TN tendrá nombre propio. Espero que no les incomode y que aun así sigan queriendo la historia tanto como siempre.

Sé que muchas de ustedes ya ni siquiera ingresan a blogger y la mayoría de estos blogs están abandonados. Pero también sé que tarde o temprano lo recordarán y volverán y que mejor que tenerles la sorpresa de que ¡No pensé que fueras tú! Seguirá con su segunda temporada.

Las quiero mucho y les agradezco muchísimo por su apoyo y su amor a la historia tanto como a mi.

Espero leernos pronto.


<3

sábado, 31 de agosto de 2013

Teaser.

HOOOLA :)
Bueno, ya he comenzado con algunas ideas para el fic. so.
Les voy a dejar una foto que será la inspiración para la segunda temporada de "No pensé que fueras tú".


Ahora, les dejaré una misión alliens.
Con la frase de  la foto, sé que se les vienen muchas cosas a la cabeza. lkadfjadkjfaldkjfa ANYWAY.
Su misión se basa en buscar un POSIBLE nombre para la segunda temporada del fic de acuerdo con la frase de Tom.
Me gustaría que me dieran ideas, digo POSIBLE porque no es seguro que escoja el nombre de alguna, pero si me gustaría oir sus ideas para el nombre ADEMÁS de posibles ideas para lo que se viene en esta temporada, así que estoy abierta a todas las propuestas tanto para el nombre como para la historia.
Las quiero mucho.
-Nani.